miércoles, 23 de agosto de 2017

Relato ilustrado: Los pequeños macabros




Autor: Edward Gorey
Nº de páginas: 33

Esta reseña que voy a escribir tiene más palabras que el relato de Los pequeños macabros. Con eso ya digo cosas sobre esta obra.

Esta es una historia muy sencilla, de hecho no podría llamarla historia ciertamente. El libro es un conjunto de dibujos y frases asociadas en cada página. Es decir, cada página contiene un dibujo y una frase a modo de leyenda.Y ya está. Se lee en menos de un minuto pero deja un poso en ti inquietante por lo que voy a contar a continuación.

Lo primero y más destacado, que fue por lo que yo conocía a Edward Gorey y por lo que busqué esta obra, son las ilustraciones. Como se puede ver en la portada los motivos de la obra son la niñez y la muerte, todo ello aderezado con un estilo visual simplista y "muy Tim Burtinesco". Sencillo pero eficaz y sin uso del color.

Cada página contiene una ilustración y un texto asociado; una frase corta, en verdad. Todo la obra esta dispuesta como si fuera un abecedario macabro, es decir, en la primera página, el texto comienza con la A, la siguiente página con la B y así sucesivamente. Con la peculiaridad también de que en cada una de ellas nos describe cómo fue el fallecimiento o penuria de un niño, cuyo nombre empieza por cada letra del abecedario, cada uno distinto al anterior. Ejemplo: Primer página con ilustración y texto debajo que dice: "La A es de Amy, que rodó por las escaleras". Ya os hacéis una idea.

Aunque el tema de la obra pueda parecer muy peliagudo (la muerte y la niñez), he de decir que para nada se siente así una vez leída, realmente es como una especie de historia visual evocadora y gracias al estilo visual de Gorey sentimos el libro como si nos contaran un cuento infantil, de esos que podría leernos nuestro padre en la cama para dormir, jajaja, eso si, posiblemente nuestra pequeña mente podría tener pesadillas de esas que se recuerdan por siempre.

A libro simple, reseña corta. No sé qué más podría decir al respecto. Es curioso como con tan poco, puede hacer revolvernos tan fácilmente al mismo tiempo que lo sentimos como especial. 


Mi clasificación: Bueno

¿Lo recomendaría?: Totalmente, combinación curiosa entre horror y cuento.

¿Lo reelería?: Claro que si, se lee en nada.



jueves, 17 de agosto de 2017

Novela: Los últimos días de Nueva París




Autor: China Miéville
Nº de páginas: 240

Hace ya tiempo que voy detrás de leer las novelas de este afamado escritor, pero entre que la editorial que publicaba sus libros cerró y que no estaba convencido de que me gustaran, pues no lo había intentado.

Miento, sí que he leído cosas de Miéville y es su cómic para DC llamado "Dial H". Una historia que resultó fallida en ventas y que DC ventiló en cuanto tuvo ocasión, dejando a Miéville terminarla, pero abruptamente. De cualquier modo, creo que el medio del cómic no es más idóneo para este escritor y su estilo. A mí no me gustó.

Llegados a este punto y viendo el relanzamiento de su obra por parte de Nova, he decidido lanzarme a por sus novelas. Quise empezar por éste su último libro (y más cortito, creo). Además este autor es alabadísimo por sus fans y el boca a boca, además de la multitud de premios que atesora, hacen de este señor un tío auténtico.

Esta novela, como imagino en todas sus obras, es especial y original como pocas; hacía tiempo que no leía nada tan "nuevo". Hay que decir que una vez terminada, hay que dejarla reposar y darse cuenta del trabajo y la imaginación increíble de Miéville. ¿Ciencia ficción? ¿Fantasía/terror surrealista?, difícil de describir. A ver si puedo resumirla....En plena segunda guerra mundial, en París, un "artefacto" estalla y provoca que los cuadros de pintores surrealistas cobren vida y campen por sus anchas, los nazis ven en esto una oportunidad e intentan sitiar la ciudad y controlar dichos cuadros y dar con el modo de usarlos para su beneficio; por supuesto la resistencia tratará de evitarlo, pero no solo la resistencia "humana".

Una propuesta arriesgada pero que atrapa increíblemente, a pesar de que el estilo de Miéville es muy particular y la multitud de referencias culturales en el libro a cuadros y demás artistas es extensa (se agradece enormemente los anexos al final del libro). En más de una ocasión me fui a internet para ojear los cuadros que se referencian. A destacar también la aparición (cobrando vida) de cierto cuadro al final del libro que a mi personalmente me puso los pelos de punta y, por no desvelar nada, no puedo nombrar aquí.


Mi clasificación: Muy bueno

¿Lo recomendaría?: Es una lectura complicada y muy personal, que cada uno pruebe, pero Miéville y esta novela, son auténticos.

¿Lo reelería?: Es densete tanto por el estilo como por su propuesta a pesar de sus 200 escasas páginas. Algún día.


jueves, 10 de agosto de 2017

Manga: La sonrisa del vampiro




Guión: Suehiro Maruo
Dibujo: Suehiro Maruo
Nº de páginas: 517

Esta es sin duda la reseña más "complicada" que he hecho hasta ahora y posiblemente de las que más de aquí en adelante. Y no porque no me haya gustado el manga, en absoluto es por eso, sino porque esta obra es de un artista/guionista tan personal que puede resultar claramente no del gusto de todos, al tiempo que cada uno interpretará y "sentirá" la historia de una manera muy diferente. Dicho lo cual, vamos al lío.

"La sonrisa del vampiro " es una historia de vampiros coral, donde los personajes más destacados y que aparecerán a lo largo de toda la obra son tres: La jorobada (con quien empieza todo), Miko (un muchacho que será el primero en verse "atrapado" por la red de vampirismo de la jorobada, por decirlo de alguna manera) y Runa (una chica que experimentará diversos traumas hasta que llega a convertirse). Esta obra completa contiene los dos volúmenes que escribió Maruo y otra historia muy corta al final. Las dos historias de dichos volúmenes solo tienen en común a los personajes que antes he descrito y la trama es independiente una de otra, prácticamente.

En la primera parte seremos testigos del "nacimiento" del vampirismo; como a raíz de un terremoto que devasta Japón una mujer se ve obligada a robar a los muertos y tras ser descubierta, la gente la maldice y la ahorca. Dicha mujer de aspecto y cuerpo grotesco será "la jorobada", que despertará como vampira. Con el paso del tiempo decide buscar un compañero (aunque las razones no las deja claras) y encuentra a Miko, el muchacho que antes comenté. Otras subtramas y personajes van apareciendo a lo largo de las páginas para enriquecer el tapiz que es la obra y dotarlo de ese aroma siniestro por un lado tan atrayente como repulsivo, dependiendo del gusto del lector. En esta primera parte también veremos como a la muchacha Runa la harán pasar por momentos realmente vejatorios hasta que "la elevan" a otro estado. Esa es otra de las características que más hay que destacar de esta obra... la sensualidad mezclada con provocación y con momentos explícitos, bizarros e impactantes; así es Suehiro Maruo y "La sonrisa del vampiro" lo recalca. Para algunos puede ser hasta incómodo, avisados estáis.

Una vez que se conforma el trío protagonista, pasaremos a la segunda parte de este tomo, donde nos encontraremos con nuevos actores secundarios y nuevas tramas que van cruzándose entre si. Este segundo volumen continúa y acrecienta las características del primero, a saber... la sensación de inquietud por los vampiros, la sensualidad, los momentos "incómodos", etc, etc. 

Otro de los puntos fuertes de esta obra es el trazo fino en los dibujos de Maruo. Un pincel exquisito, unos personajes intimidantes y una valentía perturbadora (y hasta "elegante") al dibujar las situaciones más importantes. A destacar también los continua inclusión a lo largo de las viñetas de dibujos de insectos y demás motivos de la naturaleza.

Mi opinión personal de "La sonrisa del vampiro" es muy positiva, pero que mucho. Un autor, Maruo, muy personal que no deja indiferente a nadie y como ya dije al principio puede provocar sensaciones muy dispares entre sus lectores. A mi me ha fascinado este manga, más la segunda parte que la primera donde la trama y personajes me parecen más atrayentes e inquietantes. Maruo es especial.


Mi clasificación: Muy bueno

¿Lo recomendaría?:  No sé si atreverme, es una obra poco común la de este mangaka.

¿Lo releería?: Por supuestísimo que si. Las sensaciones que transmite merecen ser repetidas.